Qué hacer si alguien te chantajea a ti o a tus hijos con la publicación de fotos y material íntimo

La extorsión es más antigua que el pan. Desde que nuestros antepasados se tiznaban los dedos para pintar en las cavernas siempre ha habido cierto porcentaje de individuos —concretarlo depende de la fe que cada quien tenga depositada en la humanidad— que ha aprovechado los trapos sucios, secretos o debilidades varias de sus convecinos para sacar tajada. Lo hacía ya en la Roma clásica Marco Licinio Craso, el preboste responsable del servicio de bomberos que se negaba a apagar incendios si antes los propietarios de las casas afectadas no accedían a sus chantajes, y sigue ocurriendo más de veinte siglos después. En ocasiones las extorsiones son igual de burdas que en la época de Julio César. En otras, han sabido alambicarse hasta llegar a extremos cruentos. Y en estos últimos casos Internet ha brindado una ayuda muy eficaz.

https://www.xataka.com/legislacion-y-derechos/que-hacer-alguien-te-chantajea-a-ti-a-tus-hijos-publicacion-material-intimo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *